Fundación Movimiento Integral Para La Vida

MIPV donó alimentos a comunidad de Naricual

Enrique Alberto Romero Domínguez realiza jornada en Naricual

Niños, jóvenes, adultos y personas con afecciones de salud, recibieron una jornada alimenticia para combatir los embates de la desnutrición en la localidad

Para la Fundación Movimiento Integral para la Vida (MIPV), mantener un seguimiento constante al progreso de los planes que desarrolla para cada comunidad es vital, por lo que la organización (que lidera Enrique Alberto Romero Domínguez)visitó este 23 de febrero a la comunidad de Naricual, al norte del municipio Simón Bolívar del estado Anzoátegui, con la finalidad de entregar un importante donativo de alimentos.

Unas 80 personas de la parroquia María Auxiliadora de Naricual, entre niños, niñas, jóvenes, adultos y personas enfermas que reciben tratamiento en el CDI de la localidad, se beneficiaron de esta importante jornada, orientada a enfrentar la desnutrición en la zona, que propicia un deficiente estado de salud y socava su calidad de vida.

La doctora Nazira Alcalá, pediatra del Instituto Municipal de la Salud del sector, explicó que existen importantes cuadros de desnutrición en los niños de la comunidad, al tiempo que destacó la trascendencia de la labor que realiza el MIPV en la localidad.

Y es que no se trata solo de una donación de alimentos, es también todo un acompañamiento psicológico y educativo, a través de programas dedicadosque tienen como objetivo enseñar a los niños, niñas y adolescentes a adaptarse y defenderse en una sociedad cada vez más dura. Son aportes valiosos que ellos no pueden conseguir con otras instituciones ni de la mano de sus familiares.

Comunidad agradecida

Por su parte, la Sra. María Hernández, líder del Consejo pastoral de la Parroquia María Auxiliadora de Naricual, se mostró agradecida por las diversas jornadas de ayuda que han recibido, como la entrega de ropa y calzado y otras jornadas de donación de alimentos realizadas recientemente.

En este sentido, solicitó a los directivos de la fundación les ayuden con insumos para remodelar la deteriorada iglesia de la comunidad, ya que este es el espacio donde niños y jóvenes se concentran los fines de semana a compartir la palabra de Dios y complementar la educación en valores que lleva el ministro a todas las familias, y es, además, el epicentro desde donde se moldean los planes sociales para atender a la comunidad.

Voluntariado comprometido

Los voluntarios del Movimiento Integral para la vida tuvieron la oportunidad de visitar el CDI de la localidad y llevar alimentos a los enfermos allí presentes junto a un mensaje esperanzador. Posteriormente visitaron la comunidad más pobre de la zona, Tabera, donde también entregaron alimentos a los niños y jóvenes que se encontraban en la calle, lo que les permitió conocer las carencias de una nueva comunidad a la que están dispuestos a ayudar.

«Es para nosotros una oportunidad excelente de hacer llegar el mensaje del Evangelio, de las obras de Misericordia, de la humildad, hay una gente que está pensando en nosotros, están enamorados de todos sus habitantes, y ellos quieren seguir llenando de esperanzas a nuestra gente”, comentó el hermano Juan Carlos Rivas, acólito colaborador en la parroquia María Auxiliadora de Naricual y director de Cultura y Educación del Movimiento Integral para la Vida.

El equipo que lidera Enrique Alberto Romero Domínguez está entregado de lleno a trabajar por los más pobres, los más afectados por la crisis que azota al país, tal como lo enseña el cristianismo: repartiendo el pan a los más pobres, consolándoles en sus penas y llevándoles un mensaje de amor y misericordia, justo ahora cuando estamos entrando al tiempo de Cuaresma.