Fundación Movimiento Integral Para La Vida

Fundación MIPV: llevó alegría a los niños del Colegio Rómulo Betancourt

Enrique Alberto Romero Dominguez Fundación MIPV colegio Romulo Betancourt

«Dejen que los niños se acerquen a mí, y no se lo impidan, porque el reino de Dios, es para quienes son como ellos». Es la máxima que Jesús nos comunica en Mateo 19,13-15 y Marcos 10,13-16.

Este viernes 24 de julio celebramos en la Fundación Movimiento Integral para la Vida, el día por los niños de Venezuela. La niñez es la etapa más fantástica de la existencia, porque allí soñamos todo lo que seremos de adultos, allí nos preparamos para vivir  y allí podemos atesorar todos los recuerdos que serán ancla de nuestra personalidad.

En esta etapa, especialmente en la etapa escolar, el ser humano acelera el ritmo del aprendizaje, tanto intelectual como social, y el niño aprende lo que significa la buena o mala conducta, el control de sus sentimientos, de sus necesidades, y sus deseos en formas socialmente aceptables. Es en este tiempo donde se fragua lo que la familia, la comunidad y la sociedad esperan de él.

Por esta razón es tan importante la niñez en el seno de nuestra fundación, y el grueso de nuestra obra está en la actividades que hacia ellos podamos proyectar, llevándoles un método educativo no formal, donde el juego se transforme en aprendizaje, y donde la interacción con sus pares se convierta en un ensayo de la correcta formación de la Personalidad.

Un día de sonrisas para los más pequeños del sector El Morro, Petare

Quisimos regalarles un día infantil, ya que se encuentran en un tiempo de vacaciones escolares, en medio de la pandemia y el aislamiento social a los niños que viven en las cercanías del colegio Rómulo Betancourt del sector El Morro de Petare, población que representa todos los anhelos de la infancia de Venezuela, de allí aspiraríamos, podrán salir los futuros doctores, profesores, constructores, enfermeros, carpinteros, bomberos, ingenieros y demás profesionales que este país necesitar para repuntar en el desarrollo.

Nuestro director presidente Enrique Alberto Romero Domínguez en muchas de sus alocuciones a nuestros beneficiarios nos explica:

“La niñez es el bastión de hoy para asegurar el mañana. Si los apoyamos y acompañamos en su desarrollo intelectual, espiritual y social, estamos garantizando que Venezuela levante la cabeza en alto como nunca lo hemos estado;  éstas acciones son primeramente por Venezuela, y eso por antonomasia los beneficia a ellos y alivia a sus familias, alivia a la sociedad y alienta a que sigamos siendo un país pujante y próspero. Cuando compartes, de lo que tienes y no de lo que te sobra, se te multiplica, el ciento por uno”.

Enrique Alberto Romero Domínguez, Director Presidente

En el Sector el Morro de Petare, nuestros hermanos y colaboradores Yenny Serrano, Miriam Guzmán, Zulay Pacheco, Elizabeth Ramos, Iliana González, Miriam Serrano, Fabián Aponte, Johan Lezama, Marián Taquiva, Kleiver Méndez, Solángel Solórzano, Yissel Calderón, David Quijada, Kimberly Godoy, José Graterol, Gabriel Vargas, Jackson Chacón, Edward Guzmán, y el diácono Luis Rojas, atendieron a 160 de éstos ángeles de Dios provenientes de los sectores “La Invasión”, “Barrio Nuevo”, y “La Montañita”, en las afueras de su escuela, y les brindaron un rico desayuno balanceado y entregaron contillones para celebrar el día del niño en Venezuela.

Allí compartimos la Palabra de Dios y el mensaje de nuestra Fundación Movimiento Integral para la vida, un mensaje espiritual y educativo, en el que juntos experimentamos la alegría de vivir, la alegría de ser venezolanos, y de sentirnos hijos del mismo Padre Celestial.

Vaya desde aquí nuestra palabra de amor y compromiso a esta comunidad, sus niños, sus adolescentes, sus padres y representantes, que se identifican plenamente con nuestra filosofía filantrópica, donde nuestra satisfacción es que estos niños y estos padres puedan ayudarnos a ayudar en la edificación de esta patria.

Amigo soy, soy amigo.